viernes, 9 de enero de 2015

Jaculatoria

Por los médicos sin fronteras y las fronteras sin médicos,
por los refugiados a quien nadie da refugio,
por las vidas sin Dios y sin tierra.
Por los Cristos que ejercen fuera de los templos
y los templos que ejercen sin mirar al hombre.

Por el miedo que me dan los intolerantes
y aquellos que los toleran,
por los que matan en nombre de Dios
cuando no hay ningún Dios que ordene matar
ningún Dios que ordene
ningún Dios que
ningún Dios.

Porque la poesía siga siendo un arma cargada de futuro.
Porque haya futuro para todos.