sábado, 22 de noviembre de 2014

Miedo


He avanzado en la vida superando los miedos.
Miedos reales con los que lidié
para salvar lo más importante de mí.

Después de cada embate
quedaba desfondada de puertas para adentro.

Confieso que hubo veces
que el temor consiguió mi sumisión
y elevar mi vulnerabilidad a lo más alto.

Nunca he tenido a nadie
capaz de protegerme,
siempre solucioné todo yo sola
y eso me hizo ganar en fortaleza.

Hoy tengo nuevas amenazas,
pero lo que no saben
es que ya solamente tengo miedo de mí,
que podría morir, también matar
solo por defender
el altar de la diosa que venero,
el pequeño y sagrado espacio
de la tranquilidad.