sábado, 10 de diciembre de 2016

Ponencias II


Siento sobre mi alma un cansancio de siglos. Estoy cansada de esperarme. Estoy cansada de tener siempre conectadas todas las alarmas y dejar tan poco de mí expuesto a la naturalidad. Tengo miedo de mis miedos, miedo de cambiar y también miedo de seguir así.

Yo sólo quiero que me abracen. Todo lo demás, absolutamente todo lo demás en este momento es puro teatro.

Mañana será otro día.