sábado, 9 de abril de 2016

Desarmada

Hay días en que lo doy todo por perdido, como hoy. Soy una malabarista rota sin la pericia necesaria para mantener la torre de naipes en pie.
Que se caiga de una puta vez.

Está entrando agua en el barco y sólo yo peleo por sacarla. El naufragio es inminente.