lunes, 18 de junio de 2012

Lo que he hecho por ti, reflexión de Jesús Quintero


Alguna vez pregunto a los demás:
¿Usted que ha hecho por los demás?

Yo no sé lo que he hecho por ti
pero yo creo que por ti me he vuelto loco,
me he pasado las noches en vela,
he renunciado a un hogar y a unas zapatillas.

Me he desnudado aún a riesgo de quedarme helado,
he muerto por la boca como el pez,
he renunciado a las pompas, a las chispas
y a las burbujas de la publicidad.

Por ti me he quedado afónico,
he entrado en las cárceles y en los manicomios,
he bajado al infierno,
le he robado, como Prometeo, el fuego a los dioses.
He regado y he cuidado la flor de la utopía
para que no se marchite
y para que nunca se pierda.

Yo por ti me he inventado un mundo,
he aprendido todos los oficios de la noche:
me he hecho farero, médico de guardia,
panadero del pan del espíritu,
basurero de las miserias humanas.

Yo por ti me he apartado
de todo lo que pudiera apartarme de ti.

He ejercido de Quijote,
he interpretado a Hamlet y a Don Juan,
me he vestido de payaso para que tú te diviertas
aunque mi procesión fuera por dentro.

He removido el cielo y la tierra,
he subido y he bajado,
me he tirado por la ventana
y luego he recogido los pedazos
y me he vuelto a levantar.

Yo por ti he buscado en las lagunas del cerebro,
he explorado los oscuros territorios del alma.
Me he enfrentado a ogros y dragones,
he perseguido fantasmas,
he buscado en el mundo de los sueños
la piedra filosofal
y el manantial de la eterna juventud.