domingo, 4 de marzo de 2012

El protector de sueños




A pesar de su negrura despliega una luz poderosa, alcanzándome incluso cuando soy sólo penumbra.

Me seducen sus talentos con la misma intensidad con la que un primer truco de magia seduce a un niño.

A veces me despierto ciega en mitad de la noche, huyendo de los fantasmas. Entonces lo busco y lo guardo en mi mente.

Todos los espectros se van, vencidos.