martes, 3 de marzo de 2009

Bálsamos



Chamán amigo,
qué sortilegios guardas,
qué pócimas atesoran tus ancestros
para curar la herida que traen sus ojos.

Véndeme cicatrices para sanar en tiempo record
el dolor de la impotencia.

No hay pentotal en el mundo que borre la memoria.