viernes, 11 de febrero de 2011

Campamento provisional


¿A dónde va el miedo, la angustia,
las lágrimas furtivas, la desesperanza?
¿A dónde la derrota de mi arquitectura,
la fuerza mentida?

¿A dónde voy yo tan sola de mi misma?
Hay que seguir, seguir, seguir, seguir
seguirrrrrrrrrrrrr sin pararse
caminando sin piernas,
tragando sin garganta.

Empiezo a montar un campamento mínimo
en medio del desierto.